Dr. Francisco Javier Amaya Blas

Cirugía Plástica y Reconstructiva

Universidad
Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Baja California

Especialidad
Hospital Universitario "Dr. José Eleuterio Gonzalez" en Monterrey, N.L.

Correo
plastic_amaya@life-medicalgroup.com

Desde muy joven, el Dr. Francisco Amaya tuvo la vocación del servicio y trato con las personas, vió en esta carrera una manera noble de poder ayudar a la gente. Es así como decide estudiar Médico Cirujano y Partero en la reconocida Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Baja California, ejerce su primera especialidad en Cirugía General con mención Honorífica en la misma institución mencionada.

Durante sus estudios, se fue inclinando por la cirugía y decide estudiar la especialidad y subespecialidad en el Hospital Universitario "Dr. José Eleuterio Gonzalez" en Monterrey, N.L. durante 8 años, en los cuales se tituló como Cirujano General e hizo la subespecialidad de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva.

Cabe mencionar que el Dr. Francisco Amaya ha obtenido los certificados correspondientes por parte del Consejo Mexicano de Cirugía General A.C. que lo acreditan como cirujano general y por parte del Consejo Mexicano de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva A.C., que lo acreditan como cirujano plástico, estético y reconstructor el cual en la actualidad se encuentra como miembro activo en la Asociación Mexicana de Cirugía Plástica Estética y Reconstructiva (AMCPER) y recientemente nombrado como Especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, ISSSTE de Baja California.

El Dr. Francisco Amaya se encuentra constantemente año tras año asistiendo a cursos y congresos avalados y certificados por AMCPER, para seguir aprendiendo nuevas técnicas que le permitan innovar a través de la educación continua.

Actualmente el Dr. Francisco Amaya es nombrado parte del equipo de especialistas en cirugía plástica y reconstructiva de Hospital Hispano Americano.

Con un alto nivel de profesionalismo, calidad y sentido de la ética, su labor permite a pacientes alcanzar su plenitud personal aconsejándolos oportunamente y haciendo exactamente lo que la ciencia, el conocimiento y la conciencia le dictan para culminar los resultados deseados.